Responder al comentario

Oct 24
8

Transición al otoño (Tarta Tatín con manzanas)

Lun, 24/10/2011 - 20:02 — Manuel Bustabad

 

Con el otoño empezado y las primeras lluvias cayendo con retraso sobre Galicia, es tiempo de abrigo, de chubasquero, de días cortos y noches largas y frías. Antes de que se nos eche encima el adviento y la navidad exprimiremos un poco este noviembre en el que visitaremos INTUR en Valladolid, capital mundial del Turismo interior por unos días, y de los viajes siempre, pues allí está el alma –y la locomotora- de este tren Expreso.

Y mientras nos entregamos de lleno a las castañas, las calabazas y a las primeras setas de este año terminaremos también los frutos duraderos del verano, las últimas uvas, las sandías y algún calabacín tardío. Y las manzanas.

Así lo hicimos el otro día en casa, con una plancha de hojaldre y unas feas pero sabrosas manzanas dispares; no había dos iguales de raza, clase, color o tamaño. Ni que fuera un problema.

Como va siendo hábito, robamos receta a los que saben (repito con Dulces Bocados y su Tarta Tatín con Manzanas) que es garantía de éxito. Eso sí, eliminando el azúcar y endulzando con fructosa. Eso la convierte en apta para diabéticos. Y salió más rica que bonita, que es lo suyo. Se rumorea que la prohibirán en cuaresma por sabrosa.

Tarta Tatín de manzanas. Ingredientes.

6 manzanas (la receta original sugiere Goldem. Yo usé manzanas recién cogidas de varios árboles, sin fijarme en la clase)

40 g. de mantequilla

70 g. de fructosa (en la receta original se usan 100 g. de azúcar)

250 g. de hojaldre (comprado o hecho en casa)

Canela (opcional)

 

Preparación

Precalentar el horno a 170 grados.

Pelar, despepitar y trocear a cuartos las manzanas. Si se quiere añadir un toque de canela, saltear la manzana en una sartén con unos gramos de canela (mejor quedarse corto que pasarse, sólo media cucharilla de las del café).

Untar el molde con la mantequilla. Espolvorear la mitad de la fructosa en el molde y colocar las manzanas cubriendo todo el fondo. Añadir repartido el resto de la fructosa y la mantequilla en trocitos. Tapar con un papel de aluminio y hornear hora y media aproximadamente.

Pasado el tiempo, destapar, colocar por encima el hojaldre, remetiendo ligeramente la masa del borde y hornear hasta que el hojaldre esté cocido, unos 20 min. Yo lo subí a 180 grados, aunque Carmen sugiere mantener la temperatura.

Dejar enfriar en el molde y desmoldar dándole la vuelta.

Apagar el horno, que diría SandeeA (La receta de la felicidad).

La próxima de castañas.
 

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .