Ago 23

Mermelada de melocotón

Jue, 23/08/2012 - 11:45 — Manuel Bustabad

No hagas hoy lo que puedas dejar para mañana. Algo así, al menos, parece que pienso durante el mes de agosto, en el que tengo mucho tiempo para muchas cosas pero no hago ninguna. Salvo las imprescindibles. Porque cosas por escribir no me faltan, pero ayer había algo más urgente: unos melocotones a punto de claudicar.

El caso es que de un día para otro se estropean más. Y lo mismo pasará en breve con las manzanas, que llegarán todas de golpe y habrá que pensar en qué hacer con ellas para aprovecharlas al máximo (no tendremos ese problema con lo higos, es una pena).

Así que ayer, mientras en Radio Clásica nos ponían de banda sonora la Iberia de Albéniz, yo me documentaba en Internet sobre cómo hacer mermelada según los que saben. Al final me basé en la receta de El Aderezo, aunque con algo menos de azúcar.

 

Mermelada de melocotón

 

- 1 kg de melocotones pelados y troceados

- 850 gramos de azúcar.

- 2 limones pequeños (o uno grande)

 

Pelar la fruta, cortarla en trozos pequeños y pesarla. Calcular las proporciones del azúcar en base a ese resultado.

Mezclar la fruta con el zumo de limón y el azúcar en un bol o en una olla. Dejar reposar -tapado- durante dos horas.

Tras este tiempo podemos darle a la mezcla un par de golpes de batidora (con la velocidad más baja) para romper los trozos más grandes de fruta.

Llevar a ebullición y hervirlo con el fuego lo más bajo posible durante unos 30 minutos, removiendo constantemente con utensilio de madera.

Enfrascar. Si queremos conservarlo más tiempo, debemos cerrar al vacío los frascos, ya sea cociéndolos al baño maría o, más rápido (y menos duradero) dejarlos enfriar boca abajo sobre un paño.

De todos modos lo suyo es regalar el excedente. Ya haremos más, caramba.

Comentarios

Maritxu (no verificado) says:

Hola, Manuel.
Quería decirte que me gusta mucho este blog, te felicito por su reciente cumple, yo sólo hace un par de semanas que te conozco.
Riquísimas las mermeladas caseras, gran invento; yo siempre le echo menos cantidad de azúcar de la que indican en las recetas. ¿Has probado la de ciruela roja? es mi favorita. Nos leemos, biquiños!

Manuel Bustabad says:

Muchas gracias, Maritxu

Yo también intento rebajar la cantidad de azúcar; en esta ocasión también lo he hecho sobre la receta original. Incluso a veces las hago con otro tipo de edulcorante, como la fructosa (bajando aún más la cantidad).

La de ciruela roja no la he probado ni la he hecho nunca, supongo que por falta de excedente de esa fruta.

Muchísimas gracias por pasarte por aquí.

Manuel Bustabad

 

Marta (no verificado) says:

¡Qué "apañao"! Voy a tener que hacerla, ¡tiene muy buena pinta!
Un abrazo, Manuel. Espero que estés pasando un veranito fantástico ;D

Marta :)
lamaletademarta.blogspot.com

Manuel Bustabad says:

Gracias, Marta

Es una buena manera de conservar la fruta de temporada :-)

Manuel Bustabad

 

Daniel Diaz (no verificado) says:

Buenas:

No entiendo esta frase "debemos cerrar al vacío los frascos, ya sea cociéndolos al baño maría o, más rápido (y menos duradero) dejarlos enfriar boca abajo sobre un paño."

Para cerrar al vacio un bote, se cuece al baño maria el bote? ya cerrado? cuanto tiempo? Me resulta curioso, no lo sabía, asi que explica explica!!!

Manuel Bustabad says:

Dani, cocer los botes al baño maría sirve para que se haga el vacío dentro. Otra opción que además los esteriliza es hacerlo en una olla de vapor. Te dejo un enlace a una página de Directo al Paladar donde lo explican.

Y como alternativa para que se cierren bien los frascos -aunque no tan duradero- se pueden dejar enfriar boca abajo sobre un paño. No se esterilizan pero se cierran un poco mejor y se conservan más tiempo.

Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo

Manuel Bustabad