Jul 19

Tarta de crema y fruta

Vie, 19/07/2013 - 19:30 — Manuel Bustabad

Tarta de crema y fruta, pero sobre todo tarta fría. Este matiz es importante para valorar convenientemente esta simpleza que sin embargo aporta frescura por partida triple: la temperatura, la fruta y la crema. Así que no la descarte como una buena opción para la merienda o el postre en estos días de la canícula. Elija un buen hojaldre o, si se atreve, hágalo usted mismo, pues el asunto mejorará sustancialmente. Nosotros hemos optado por comprarlo, en cuyo caso la tarta se vuelve rápida además de resultona.

Ingredientes para la tarta de crema y fruta.

Una plancha de hojaldre.

Un litro de leche.

6 yemas de huevo y uno entero para barnizar el hojaldre.

75 gramos de harina.

azúcar (unas 5 cucharadas soperas).

Gelatina neutra

Fruta a discreción.

Estire la plancha de hojaldre sobre una fuente que pueda ir al horno previamente untada en mantequilla. Pinche abundantemente el fondo con un tenedor para evitar que suba y pinte con huevo batido los bordes de la masa. Manténgala en el horno -que habrá precalentado a 220 grados previamente- hasta que esté dorada.

Mientras esto ocurre prepare la crema pastelera del siguiente modo: en un cazo caliente la leche -menos medio vaso- con una rama de canela y la monda de una naranja y un limón (intente no incluir la tela blanca que se encuentra debajo de la piel, pues amarga-. Al llegar al hervor apártela del fuego y déjela atemperar. En un bol bata con varillas las yemas de huevo junto con 4 o 5 cucharadas de azúcar. Por otro lado, en un vaso mezcle la leche restante tibia con la harina tamizada con un colador para evitar grumos. Añada los huevos y la leche con harina a la infusión ya templada y coloque sobre el fuego nuevamente. Remueva firme y constantemente con varillas hasta que la crema espese. Retire del fuego en ese momento y deje enfriar.

Cuando la masa y la crema estén a temperatura ambiente vierta ésta sob re aquélla. A continuación adorne con frutas la superficie a su antojo. Por último pinte el conjunto con la gelatina neutra (siga, para confeccionarla, las instrucciones del fabricante).

Lleve la tarta a la nevera al menos dos horas y no más de una noche.