Distribuir contenido
Feb 21
2

Nos vemos en el Fórum

Vie, 21/02/2014 - 19:21 — Manuel Bustabad

Por fin ha llegado el Fórum a Coruña. Este domingo se abrirán las puertas del recinto ferial ExpoCoruña y allí se formarán novedosas constelaciones con estrellas venidas de todos los rincones del imperio -de tierras bárbaras también-. Los Roca, Cruz, Camarena, de la Calle o Arzak se unirán a nuestros Olleros, Gallego, Veira o Sotelo para llenar de magia la ciudad.

Feb 15
4

Frutos secos fritos

Sáb, 15/02/2014 - 13:35 — Manuel Bustabad

La parte importante de esta historia ocurrió hace unos pocos años, quizá tres o cuatro, mientras esquivando Despeñaperros entraba en la ancha Castilla por cerca de Albacete un comienzo de otoño. En algún camino al norte de Murcia los rigores del calor y el hambre nos hicieron parar -no iba solo- en un bar de carretera y pedir unos refrescos. Con ellos el camarero trajo unos cacahuetes fritos. Los cacahuetes fritos.

Ene 09
2

Enero a su pesar (garbanzos con acelgas)

Jue, 09/01/2014 - 21:15 — Manuel Bustabad

Tengo una mala noticia para usted: esa dieta que ha empezado hace dos días no llegará a buen puerto. En realidad ya lo sabe pues tras una primera jornada cumpliendo el objetivo a duras penas, trampeando con pan y qué se yo, el segundo día ya se la ha saltado con unos huevos fritos. O con unos macarrones. Qué mas da con qué. Y si no ha sido ya será mañana o el domingo.

Ene 02
0

Dos mil catorce (mermelada de chayota)

Jue, 02/01/2014 - 13:05 — Manuel Bustabad

Más o menos rápido pero el tiempo avanza siempre hagamos lo que hagamos, así que por el mismo motivo que este blog acabará cogiendo solera a pesar de la desatención el año catorce nos pasará por encima sin que podamos evitarlo. Y en vísperas del homenaje a Herodes que en este Vagón se hará como cada cinco de enero -puede que silencioso, ya está todo dicho- estrenamos libretas y calendarios, pues los propósitos seguramente serán los mismos de siempre.

Nov 29
2

Viajes (Marco Polo)

Vie, 29/11/2013 - 19:50 — Manuel Bustabad

No recuerdo qué hacía yo aquella mañana en el barrio de Los Castros ni por qué bajaba la calle andando. Creo que llevaba algo de prisa porque a la vez que la imagen del escaparate se me viene a la cabeza un cierto remordimiento en el momento en que me paré, justo delante del cristal. Tras él, cientos de libros se amontonaban en columnas imposibles.